🌰Ocurrió en una cafetería

Y ahí se encontraba… Sentada en la mesa 11; la mesa del fondo a la izquierda, el punto ciego del lugar más concurrido por esos jóvenes adultos que parecieran haber nacido en una época equivocada, o en un siglo desafado de su propia realidad.

Allí, junto a la ventana cubierta de gotas de lluvia, y bajo el ruidoso techo rojo que cada vez sugiere volverse más inestable, debido a la fuerte tormenta que se suscitaba afuera, se encontraba la del cabello rizado, abundante y negro. Ella sólo estaba ahí, tomando una taza de café con leche, espumoso, y degustando su postre favorito: el cinnamon roll.

Nadie la había notado, pero sin el permiso del resto de los presentes, esta joven adulta de época equivocada, y de un siglo distinto al actual, tenía consigo un pequeño cuaderno de color violeta, donde estaban dibujados los rostros de todos y cada uno de los personajes que habían ido a esta cafetería desde el lunes pasado. Para entonces, ya era jueves.

¿Qué pretendía aquella joven de cabellos rizados? ¿Por qué llamaba al resto de los presentes, también adictos al café: “personajes”? ¿Sería una especie de buscatalentos, o sólo una fanática de los rostros desconocidos?

Imposible saberlo. Lo que sí es cierto, es que para Emma, ese pequeño cuaderno color violeta era su vida entera. Al menos eso decía la primera página de éste, la cual otro joven adulto, del grupo de presentes / personajes, de quién sabe de qué epoca y de qué siglo, alcanzó a leer en uno de esos días de la semana en curso, en el que valientemente él se acercó a la artista incógnita y cuasi oculta de la esquina del fondo, para intentar relacionarse.

Una verdadera vista de águila la de este individuo, masculino, quien luego de varios intentos fallidos, al fin logró poner una sonrisa en el rostro de esa de ojos negros y cabello abundante, tras preguntarle: “¿qué tanto haces en ese cuaderno?”.

Sólo este muchacho conocería la historia detrás de tantos rostros y bosquejos dibujados en la mesa 11, de tan concurrida cafetería. La mesa de los cafés con leche y los cinnamon rolls, y ahora de los jugos de naranja y sándwiches tostados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .